11 septiembre, 2007

Saldría nadando de mi lata si solo pudiera volver a entrar en mi lata de la que luego saldría nadando pero es que no puedo entrar.

En qué se vuelve una garantía cuando hace falta mencionarla. Y si los perros pudieran dibujar quien iría a decirles que el cielo no existe y es eterno. Cuánto es mucho donde lo que flota es anómalo.

5 comentarios:

agus dijo...

Felicitaciones a vos tb x bjork, regina, cocorosie... =)
y si este post lo escribiste vos, felicitaciones tb... me gustó mucho!

dow dijo...

la palabra garantía es complicadísima, más cuando se habla de amor (?)
los perros y el cielo significan aullidos y a veces me pone nerviosa no escucharlos
mi novio se acaba de molestar porque le dije "sí, estás panzón"

beso ka rajito

Ka dijo...

el dia que la gente entienda lo necesarias que son algunas panzas el mundo va a ser un lugar un poquito mejor

Julita dijo...

¿Pero por qué la necesidad de volver a entrar a la lata? ¿tanto cuesta salirse de lo cotidiano?. Me autorespondo: Sí

un beso che

Ka dijo...

Es que parte de salir realmente de algo es tener la posibilidad de entrar y salir a merced, si no puedo salir es porque no puedo entrar y si no puedo volver a entrar es porque no puedo salir