01 noviembre, 2007

Diríjome a los verbitos taladreros con su manga de injertados estorbos.

Aire mata sonido. Tímpanos de no que no, pero sí que ablanda un nervio de alteridad y mirá como camina que cierra en nieves venados de vino. Yo soy más bien cóndor de matorral cuando camino entombando la jorobada salud (cuando nada sabe cizañar migrañas sin abrir el aire que llevan por ojos).

Haciendas pendientes por martillar. Un labio lábido rajó atruenado de sonidos de aire de mil litros de propolio mientras nadie recuelga sermones cual corona en palpitar. En contorno consombra explicito mi exterioridad y soy ser del yo por fuera, creo un intento por renacer en nadie que sabe saltar que sabe hacer sombra que no entiende porque mierda nada la nada en nadie si no hay nadie que nade más que Nadia.

3 comentarios:

dullima dijo...

y en el afan de nutrir los parpados con mucho más que un despertar caminó entombando su corona; recolgando nervios de alteridad. Díscola y jorobada, su salud nadó por fuera rajando de tímpanos y venados.

diríjome a los externitos que martillan, que matan labios y se vuelven estorbos de nadie.

yo soy más bien un contorno que hace sombra, al que le quedó pendiente palpitar.

mira si no seré divertida, te mando muchos verbitos

Ka dijo...

y en el afan de nutrir los párpados con mucho más que un despertar

me compraste con eso, encima diste vuelta mi texto y lo dejaste mas agradable y con mas sentido


escribir me resulta cada vez mas frustrante, todo es cada vez más feo e injustificadamente complicado, y trato de dejar de lado muchas manías a la hora de escribir pero no me sale ni un poco, es que cuando escribo me vuelvo extremista y cuando me leo ya soy otro mucho más racional.
y esto puede sonar ah uhhuh que expresivo pero en realidad me juega totalmente en contra porque siempre me agarro de algo para justificarme las palabras y a la larga todo eso se desvanece y no le llega a nadie más que a mi anterior yo.
Tampoco es que yo busque hacer textos agradables que cierren perfecto porque a la hora de escribir eso es en lo ultimo que pienso, pero tambien sería muy hipocrita decir que no pienso en un lector porque eso debe ser imposible, todavia tengo que cursar semiología. Por ahí sea importante aclarar(me) y entender que estos textos no tienen ninguna pretención más que existir, para no terminar odiandome cada vez que entro a mi blog, porque terminan quedando textos que no dejan entrar a nadie ni por contenido ni por ritmo ni por sonoridad.

posteo esto para leerlo otro dia y por ahí darme cuenta de algo

Ka dijo...

creo que cuando empiezo la frase veo algo pero cuando llego al final ya me comieron las palabras