03 abril, 2007

okebon yo te llevo en el corazon

Una forma romántica de definir a la vida sería decir que me caso con cada momento, acción y elección

la verdad que ahora estoy amigadisimo con la vida y en este momento podria decir que este post es muy bueno, escuchando cosas y con burbujas de chocolate en nuestro paladar, y una chica inocente y objetivista de lo esencial cantándonos muy cerca y muy lejos, subiendo y bajando, y terminar conjugándose con un PIANO (observénlo bien, en perspectiva) y todo lo maravilloso que eso implica

mis parpados estan tan contentos que se quieren abrazar, se regalan flores y las dejan al costado del camino, esperando sentados luego en el colchon piel de la naturaleza, que los induce a la experimentacion y a la conceptualcion esencial, dejando una pequeña ventana que ve todo con una claridad incomparable, ideas de las mas puras y llenas

vision de multicolorizacion con vertientes ondulantes irregularmente, es eso, es todo, que cambia con cambios concurrentes de la misma imcomparabilidad y ajenidad divina que eso presentaba, y nos haga reconciliarnos con nuestros poros, nos permite mirar nuestros tejidos y conecciones multiformicas, y alejarnos de la tipica pornografia de felicidad amarilla

es eso, es todo

1 comentario:

dow dijo...

hahah genial, decime que las okebon son las galletitas, a mí igual eso de los poros me hace acordar a las propagandas donde hay primeroa planos fotoshopeados de la piel


te mando un besito y me voy a buscar un pedazo de tarta